Qué cámara usan las Youtubers

YouTube se ha convertido en la plataforma de entretenimiento preferida por los más jóvenes, las horas de consumo de vídeos de YouTube superan a la televisión y es que esta plataforma ofrece un sinfín de contenido personalizado, inmediato y adaptado al usuario.

Una de las categorías de vídeos más visualizados es la de consejos, estilo, belleza y moda. Hoy presentamos un listado de las cámaras de fotos que emplean algunas de las Youtubers más conocidas en este campo.

Algunas de las más populares han llegado a profesionalizar la creación de contenido, de tal forma que la grabación de sus vídeos y la edición posterior es llevada a cabo por un equipo de profesionales como si de un rodaje se tratara, como es el caso de Dulceida o LovelyPepa entre otras.

La cámara más popular entre las ocho Youtubers* que señalamos más abajo es Canon 80D y Canon 70D; se trata de cámaras profesionales cuyo precio en el mercado puede llegar a alcanzar los 1.000 euros. El editor preferido es el Final Cut Pro, un software desarrollado por y para Apple.

 

 

 

Marta Riumbau (650k suscriptores)

Cámara: Canon 70 D

Editor: Final Cut Pro

 

Dirty Closet (100k suscriptores)

Cámara: Canon 80D

Editor: Final Cut Pro

 

Naia Ibrain (120k suscriptores)

Cámara: Fujifilm X A2

Editor: Sony Vegas 13

 

Esbatt (370k suscriptores)

Cámara: Canon 70D

Editor: Final Cut Pro

 

 

Dare to DIY  (800k suscriptores)

Cámara: Canon 5D y Canon 70D, para los Vlogs emplea Canon Eos M5

Editor: Adobe Premiere Pro

 

RosyMcMichael (3.3M suscriptores)

Cámara: Canon EOS 80D, para los vlogs usa la Canon G7X

Editor: Final Cut Pro

 

como-posar-youtube-camara-4

Jackie Hernandez (2M suscriptores)

Cámara: Canon 80D

Editor: Final Cut Pro

 

Ratolina (750k suscriptores)

Cámara: Canon 80D

Editor: Adobe Premiere Pro

 

*La información ha sido tomada de la caja de descripción de sus vídeos en mayo 2018.

Anuncios

Errores comunes a la hora de editar tus fotos

Seguramente la mayoría de tus fotos hayan pasado por algún que otro retoque de edición y es que el retoque fotográfico es necesario en la mayoría de las ocasiones, no se busca enmascarar la realidad, sino de pulir aquellos desperfectos que hayan podido salir en la fotografía o de enfatizar algunos puntos fuertes para dar homogeneidad a nuestro muro de Instagram por ejemplo.

Sin embargo, que se nos vaya la mano a la hora de editar es muy común; sobre todo si somos todavía inexpertos o si bien realizamos la edición con algún programa demasiado avanzado para nuestras capacidades o buscamos comodidad y abusamos de una única herramienta en la edición -como la luminosidad-.

Editar las fotos es una tarea que requiere de mucho tiempo, práctica y destreza. Hoy el fotógrafo Luis Gaio nos muestra 3 errores comunes que cometemos en la edición de nuestras fotos.

Excesiva saturación

como-posar-errores-filtros-2

Esta demostrado que las fotos con más saturación y colores más potentes y cálidos tienden a llamar más la atención del público. Pero un exceso de saturación -fotografía de la derecha-, puede arruinar por completo una fotografía y darle un aspecto muy artificial.

Si no quieres que tus fotos acaben pareciendo fotogramas de un comic de acción, reduce la cantidad de saturación y práctica más la técnica de intensidad – esto evita saturar todavía más los colores que ya lo están y mantiene intactos los colores naturales, como el de la piel-.

Efecto muñeca

como-posar-errores-filtros

Abusar de la herramienta para difuminar con el fin de tapar los poros y lograr una piel visiblemente más suave y tersa, acaba con la apariencia natural de nuestra piel y terminamos pareciendo más una muñeca de plástico que una persona real -fotografía central-.

Las irregularidades en la piel son normales y naturales, esconderlas en exceso no favorece nada al resultado final.

En vez de usar la técnica del difuminado, elige otras que juegan con los cambios de luminosidad como el dodge and burn -fotografía derecha-. Ésta requiere de mucha más paciencia que la de difuminado, pero los cambios son notorios.

Luminosidad

como-posar-errores-filtros-3

Otro de los clásicos errores en la edición, es el exceso de luminosidad -fotografía derecha-; especialmente aquellas personas que les gusta el efecto dramático en sus fotos, tienden a abusar de esta técnica, cuando en realidad lo que están consiguiendo es un acabado irreal.

Un correcto balance entre oscurecer, contrastar y aclarar, es mejor respuesta que abusar de una única herramienta como la luminosidad.

5 cosas que deberías tener en cuenta antes de comprar un palo selfie

¿Alguna vez has intentado sacar a más de cuatro personas en un selfie? Difícil misión ¿verdad? Normalmente alguno de los retratados queda cortado, y todos aquellos en los extremos aparecen un tanto distorsionados por el efecto del angular. Para evitar esas situaciones y ahorrar tiempo necesitas algo tan sencillo como un palo: el palo selfie. Se trata de una invención con la que hace años nos sorprendieron los turistas venidos del lejano Oriente y que hoy se ha convertido en un indispensable, no solo para turistas.

Si ya te has convencido de que necesitas este preciado palo (o selfie stick) aquí te dejamos una serie de características que deberías tener en cuenta antes de tu adquisición.

Adaptabilidad

No todos los palos están hechos para todos los móviles. Sobre todo si tu versión de smartphone es algo antigua, es probable que te cueste encontrar un selfie stick compatible. ¿No piensas cambiar de móvil en una larga temporada? Perfecto, no necesitarás buscar un palo adaptable a diferentes modelos, pero si eres un geek de la tecnología y a la vez buscas algo que te dure una larga temporada, tal vez deberías priorizar este aspecto sobre otros.

palo-selfie-nieve

Resistencia

Un móvil trae consigo una gran inversión y no quieres que termine en el suelo partido en pedazos, con la pantalla rota o incluso en el fondo del mar. El palo debe ser lo suficientemente robusto como para aguantar el peso de tu dispositivo. Cuanto más extensible sea el palo, más atención deberás prestar a la calidad de construcción. Si te resulta complicado hacerse una idea de ello comprando por Internet. Siempre puedes consultar las reseñas o acudir a una tienda próxima para hacerte una idea. Algunos de los materiales más utilizados son el plástico ABS, silicio blando, aleaciones de aluminio o incluso fibra de carbono.

Largura

Antes de decantarte por un selfie stick u otro debes pensar en el uso que le darás. Si sabes que solo vas a sacarlo de fiesta para tomar fotos a tu selecto grupo de amigos, un palo con cerca de 20 centímetros de longitud podría ser suficiente. En cambio, si amas los encuentros multitudinarios o si vas a hacer turismo con él, es probable que requieras de un modelo más largo, En el mercado puedes encontrar fácilmente modelos de más de 120 cm.

Ángulo de giro

¿Quién tomará las fotos? ¿Serás tú en el centro de la imagen o alguna otra persona a los lados? Esto es importante pues afecta

palo-selfie al ángulo de disparo. Tienes un sinfín de cabezales rotatorios hasta los, increíble que parezca, 360 grados. Si tienes una vena creativa y quieres probar con diferentes encuadres, sin duda este es un aspecto a considerar desde el primer momento.

 

Portabilidad

Sales de fiesta, te vas de vacaciones, o tal vez solo acudes a un encuentro ocasional en el centro. Da igual el motivo, lo que está claro es que no quieres ir cargando con nada que ocupe demasiado espacio y resulte pesado. Tenlo en cuenta: no te dejes impresionar por un selfie stick muy largo que luego sea incómodo llevar. Existen modelos de 25 cm plegados que una vez extendidos ofrecen hasta un metro de longitud, pero siempre puedes encontrar opciones más pequeñas. Por último, has de tener en cuenta que en una horquilla de precios baja, suele haber una relación directa entre el peso del palo y su calidad constructiva.

Estos son solo los conceptos más elementales a tener en cuenta antes de hacer la compra. Ahora te invitamos a que comiences a navegar entre las infinitas opciones disponibles para hacerte una idea sobre qué palo selfie te gusta más.

Los filtros para conseguir más “Likes”

No hay foto sin filtro. O prácticamente ninguna. Y es que los filtros y su fácil uso se han convertido en una herramienta indispensable para convertir una foto plana y sin gracia, en una llena de color y contraste.

Aunque por motivos distintos, los filtros son usados tanto por profesionales, como por aficionados. Se emplean fundamentalmente para llevar la atención a un punto concreto de la fotografía, hacer que las fotos parezcan únicas y exclusivas, ensalzar los colores, corregir fallos de iluminación o dar efectos especiales -como el vintage-.

Hay estudios -como el de Yahoo Labs “Why we filter our photos and how it impacts engagement”– que demuestran que las fotografías con filtros tienen más aceptación entre los seguidores.

Los filtros que harán que tus fotos tengan más “likes” son los que aumentan el contraste y la exposición y los que dan un efecto cálido.

A continuación ponemos una comparación -foto original a la izquierda y con filtro a la derecha- de los filtros de Instagram que logran este resultado:

Filtro Valencia 

Filtro Hefe

 

 

Filtro Rise

Filtro Mayfair

Filtro Nashville 

Filtro Lark

Filtro Slumber

Filtro Aden 

Por el contrario, aquellos con excesiva saturación, los que potencian los tonos frios o los que dan un efecto de fotografía antigua, no llaman tanto la atención de la audiencia. Estos son, por ejemplo, el Amaro o el Hudson.

Filtro Amaro

Filtro Hudson

No obstante, cada foto pide un tipo de filtro particular, no debemos dejarnos guiar por lo que dicen los estudios a raja tabla, la mayoría de las veces, en la naturalidad está el éxito.

¿Y para vosotros, cuáles son los filtros que más captan vuestra atención?