5 cosas que deberías tener en cuenta antes de comprar un palo selfie

¿Alguna vez has intentado sacar a más de cuatro personas en un selfie? Difícil misión ¿verdad? Normalmente alguno de los retratados queda cortado, y todos aquellos en los extremos aparecen un tanto distorsionados por el efecto del angular. Para evitar esas situaciones y ahorrar tiempo necesitas algo tan sencillo como un palo: el palo selfie. Se trata de una invención con la que hace años nos sorprendieron los turistas venidos del lejano Oriente y que hoy se ha convertido en un indispensable, no solo para turistas.

Si ya te has convencido de que necesitas este preciado palo (o selfie stick) aquí te dejamos una serie de características que deberías tener en cuenta antes de tu adquisición.

Adaptabilidad

No todos los palos están hechos para todos los móviles. Sobre todo si tu versión de smartphone es algo antigua, es probable que te cueste encontrar un selfie stick compatible. ¿No piensas cambiar de móvil en una larga temporada? Perfecto, no necesitarás buscar un palo adaptable a diferentes modelos, pero si eres un geek de la tecnología y a la vez buscas algo que te dure una larga temporada, tal vez deberías priorizar este aspecto sobre otros.

palo-selfie-nieve

Resistencia

Un móvil trae consigo una gran inversión y no quieres que termine en el suelo partido en pedazos, con la pantalla rota o incluso en el fondo del mar. El palo debe ser lo suficientemente robusto como para aguantar el peso de tu dispositivo. Cuanto más extensible sea el palo, más atención deberás prestar a la calidad de construcción. Si te resulta complicado hacerse una idea de ello comprando por Internet. Siempre puedes consultar las reseñas o acudir a una tienda próxima para hacerte una idea. Algunos de los materiales más utilizados son el plástico ABS, silicio blando, aleaciones de aluminio o incluso fibra de carbono.

Largura

Antes de decantarte por un selfie stick u otro debes pensar en el uso que le darás. Si sabes que solo vas a sacarlo de fiesta para tomar fotos a tu selecto grupo de amigos, un palo con cerca de 20 centímetros de longitud podría ser suficiente. En cambio, si amas los encuentros multitudinarios o si vas a hacer turismo con él, es probable que requieras de un modelo más largo, En el mercado puedes encontrar fácilmente modelos de más de 120 cm.

Ángulo de giro

¿Quién tomará las fotos? ¿Serás tú en el centro de la imagen o alguna otra persona a los lados? Esto es importante pues afecta

palo-selfie al ángulo de disparo. Tienes un sinfín de cabezales rotatorios hasta los, increíble que parezca, 360 grados. Si tienes una vena creativa y quieres probar con diferentes encuadres, sin duda este es un aspecto a considerar desde el primer momento.

 

Portabilidad

Sales de fiesta, te vas de vacaciones, o tal vez solo acudes a un encuentro ocasional en el centro. Da igual el motivo, lo que está claro es que no quieres ir cargando con nada que ocupe demasiado espacio y resulte pesado. Tenlo en cuenta: no te dejes impresionar por un selfie stick muy largo que luego sea incómodo llevar. Existen modelos de 25 cm plegados que una vez extendidos ofrecen hasta un metro de longitud, pero siempre puedes encontrar opciones más pequeñas. Por último, has de tener en cuenta que en una horquilla de precios baja, suele haber una relación directa entre el peso del palo y su calidad constructiva.

Estos son solo los conceptos más elementales a tener en cuenta antes de hacer la compra. Ahora te invitamos a que comiences a navegar entre las infinitas opciones disponibles para hacerte una idea sobre qué palo selfie te gusta más.

Anuncios

Cómo maquillarse para selfies

Las fotos estilo selfie pueden ser muy traicioneras puesto que son tomadas de muy cerca y pueden asomar esas pequeñas imperfecciones que queremos disimular. Si quieres tomar unos mejores selfies, prueba con estos consejos de maquillaje que te ayudarán a destacar en tus fotos.

Opta por bases de maquillaje efecto mate, éstas evitan que la luz refleje y crean un aspecto más natural en la piel ante la cámara.

Usa corrector en la zona de la ojera para camuflar las zonas más oscuras, la cámara destaca estas zonas y pueden verse más oscuras de lo que son.

Opta por una luz natural, ante la artificial. Aunque estés dentro de casa, es preferible tomar selfies frente a la ventana que delante de un foco.

nick-arnot-321267-unsplash

Los polvos compactos de sellado del maquillaje deben ser mates y mejor de sub base amarillenta. Evita los acabados brillantes y jugosos para este tipo de fotos de cerca.

Con la exposición al sol hay que protegerse con un buen protector solar, pero éstos tienden a crear un efecto máscara en nuestros selfies y no son buenos aliados. Procura tomar selfies apartados de la luz solar o bien tómalos y recuerda siempre aplicarte protector una vez hayas terminado con tu sesión.

Pon énfasis en tu mirada, destaca tus ojos con máscara de pestañas y presta especial cuidado en rizarlas previamente. Coloca un toque de luz en el lagrimal y debajo del arco de la ceja para crear una mirada más luminosa.

Usa estratégicamente el iluminador y el contorno para perfilar tus rasgos naturales. En las fotos perdemos profundidad, por lo que estas herramientas ayudarán a remarcar tu perfil. Úsalos en pequeña cantidad para seguir pareciendo natural.

Cómo posar para selfies

Los selfies son fotografías rápidas que nos podemos tomar sin depender de nadie que nos fotografíe, pero ¿cómo sacarnos un buen selfie? Sigue estos consejos y tus selfies se verán mucho más bonitos.

La luz

Es preferible la luz natural a la artificial, la mejor opción es salir fuera o buscar la luz natural de una ventana y si no busca un foco de luz dentro de casa y busca el ángulo adecuado para que la luz te ilumine de frente.

Un truco es colocar una hoja de papel en blanco debajo de la barbilla para crear una pantalla reflectante y optimizar la luz que puedas encontrar dentro de casa.

Evita que la luz cree sombras no deseadas, que pueden provocar el efecto óptico de doble barbilla, bolsas en los ojos o aspecto cansado.

Usa el flash solo lo imprescindible ya que provoca un efecto máscara que favorece muy poco a las fotos tomadas tan de cerca. Igualmente el reflejo del flash en selfies tomados delante del espejo puede nublar toda nuestra foto.

pexels-photo-786801

Practica

Un buen selfie no sale bien a la primera, ni a la segunda… Algunas celebrities como Kylie Jenner confiesan haberse tomado más de 500 selfies hasta elegir el que más les gustaba. No es necesario llegar a tanto pero practicar nos ayuda a sentirnos más confiadas y ganar experiencia. Práctica con diferentes ángulos y poses.

seth-doyle-202933-unsplash

Cámara arriba y barbilla abajo

los mejores resultados se ven cuando la cámara la situamos ligeramente por encima de nuestros ojos y no enfoques tu rostro directamente (evitamos efecto foto DNI), inclina ligeramente la cabeza o haz alguna mueca o postura para que se vean más informales.

Y que no te de vergüenza sacar tu palo selfie, cuanta más distancia tome la cámara, mayores planos podrás tomar. Pueden quedar fotos muy chulas.

lucas-favre-534004-unsplash

Sé tú mismo

No trates de imitar a nadie, ni lucir como una super estrella -ellos tienen equipos profesionales que retocan las fotos y realizan sesiones de horas para obtener óptimos resultados-. Relájate y diviértete y juega con la cámara. No te obsesiones con tratar de imitar fotos de otros puesto que cada uno tiene su estilo.

Usa los filtros si lo crees necesario, pero no abuses de ellos. Los selfies deben ser naturales y cuanto menos artificios mejor.

pexels-photo-848740