Fotos sin sonrisa

Es posible que el título de este artículo te haya llamado la atención ¿fotos sin sonrisa? ¿cómo es posible? Hace unos años, cuando las redes sociales no estaban en auge y ni siquiera existían las cámaras digitales, era impensable tomarse una foto sin sonreír y todos hemos escuchado el clásico “di pataaata” cuando eramos pequeños. Pero hoy en día, con la facilidad de tomarse fotos, experimentamos mucho más. Hay veces que salir en una foto sin sonreír es una opción, queremos dar un aire más solemne a nuestras fotos, hay otras veces que sin embargo no sonreímos ampliamente porque no nos vemos favorecidos.

Hoy os mostramos algunos ejemplos de fotos sin sonreír que dejarán más aparcada la idea de que debemos de salir sonriendo en todas nuestras fotos.

Sonreír con la mirada 

Seguro que has escuchado más de una vez eso de “sonreír con la mirada”. Es posible, nuestra mirada trasmite mucho más que una sonrisa forzada. Esto se consigue con unos ojos abiertos, luminosos y destacados, acompañados de una pose que nos permita estar relajados y no tener los músculos faciales en tensión.

Arma seductora

En aquellas fotos en las que vamos a mostrar el lado más tierno, no procede una sonrisa enorme, más bien un templante serio en el que la mirada y la postura tomada digan todo lo demás.

El lado rebelde

Del mismo modo, en una foto de “chica rebelde” no va con una sonrisa. Manteniéndose seria e incluso con la mirada centrada lejos del objetivo o mirando por encima de la cámara, enfatiza esa idea de rebeldía.

Un paso más allá es cuando las fotos parecen haber sido tomadas de imprevisto, en las que la modelo no está mirando a la cámara y parece centrada en otro asunto.

Demasiado seria no interesa

Sin embargo, aparecer seria en una foto tiene sus riesgos, podemos aparecer demasiado bordes o distantes e incluso tristes y frágiles; lo que puede no interesarnos en absoluto.

Procura por tanto que la mirada compense la falta de sonrisa, vigila tu postura corporal y evita que sea demasiado tensa o forzada. Mantén la idea de lo que quieres trasmitir en la fotografía -sensualidad, rebeldía, incluso alegría…- y que no se te vaya de las manos eso de no sonreír para no caer en fotos apagadas, tristes y distantes.

Anuncios

Consejos para tomar fotos a un recién nacido

Los retratos a los recién nacidos son un bonito recuerdo que podemos tener para nosotros mismos o bien regalar a los parientes más cercanos, seguro que a más de uno se le caerá la baba al ver las fotografías de tu bebé.

Debemos tener en cuenta que las fotografías a los recién nacidos (aquellas tomadas durante las primeras dos semanas de vida) son extremadamente delicadas, si queremos una sesión fotográfica especial -aquellas tiernas fotos de bebes en canastas o dormidos apoyados en sus brazos-, existen profesionales especializados en fotografía a recién nacidos a los que podemos recurrir.

No debemos, bajo ningún concepto, manipular al bebé para tratar de conseguir fotografías de ese tipo, ya que existen técnicas especializadas para tratar al bebé y que “pose” a tan temprana edad.

No obstante, siempre podemos tomarle todas las fotografías que queramos sin necesidad de manipulación o posturas forzadas, porque ¿quién se puede resistir a no tomar fotos a nuestro bebé recién nacido? A continuación detallamos algunas pautas a tener en consideración si queremos fotografiar a los neonatos.

El lugar adecuado, en el momento adecuado 

Opta por tomarle fotografías usando luz natural, colocando al bebé próximo a una ventana en la que no entren ruidos, ni corriente. No tomes tampoco fotos con flash.

Usa el zoom de la cámara para captar los pequeños detalles, esto te permitirá captar sus rasgos con definición, sin necesidad de estar pegado al bebé.

Tómate tu tiempo, no se trata de estresarse si no obtenemos los resultados deseados. o de ir todo el día con la cámara colgando para no perderse ni un instante, las mejores fotografías surgirán cuando menos te lo esperes.

Seguridad ante todo

Debemos quitarnos anillos, pendientes, pulseras, reloj, etc. Cualquier tipo de complemento con el que podamos lastimar al bebé, incluso aquellos que llevamos a diario y no consideramos importantes.

Las manos deben de estar limpias y las uñas deben de estar cortadas al filo y limadas para evitar pequeños rasguños.

Mantén al bebé en una posición cómoda y no fuerces las situaciones por muy bonita la foto que te pueda quedar. La superficie debe ser cómoda, la habitación debe estar a la temperatura ambiente. Mantenlo correctamente abrigado para el lugar en el que está.

Mantén contacto físico recurrente con tu bebé, no desatiendas sus necesidades y te centres en la sesión de fotos. Toma unas pocas fotos y descansa, prestándole la atención necesaria.

Evita tomar fotografías desde arriba sin ningún tipo de sujeción, esto es, evitar que la cámara caiga sobre el bebé por descuido mientras estamos fotografiando.

Presta atención constante al bebé, procura que haya otra persona vigilándole, puesto que vamos a necesitar dedicar aunque sea unos segundos a comprobar si ha quedado bien la foto o no en la pantalla. No podemos pretender tener los ojos en todas partes, la seguridad ante todo.

 

Recuerda que tan solo se trata de captar algunos momentos de vuestro hijo recién nacido, si quieres un resultado profesional, acudid a un fotógrafo profesional.

Cómo tomarse fotos con gafas de sol

Con la llegada de la primavera nuestro vestuario comienza a cambiar y las gafas de sol se convierten en un imprescindible. Aquí te proponemos algunos consejos para tomarte fotos con gafas de sol

Juega con los ángulos 

La iluminación es fundamental si queremos tener un resultado de calidad, es imprescindible jugar con diferentes posiciones del rostro para lograr una buena luz directa pero que al mismo tiempo no cree sombras innecesarias.

Al ponernos cara a la luz del sol, la cámara puede verse reflejada en los cristales, prueba a deslizar un poco las gafas hasta que no se vean reflejadas – o bien inclina ligeramente la cabeza hacia abajo-. También puedes buscar diferentes ángulos desde los que tomar la foto para evitar el indeseado reflejo. Si alguien nos toma la foto, la variedad de posibilidades es mucho mayor y nos permite obtener mejores resultados.

 

Iluminación 

Una de las reglas de oro de la fotografía es la iluminación. Se recomienda tomar las fotos con el sol de cara, pero pueden quedar unas fotos espectaculares con gafas de sol, posando precisamente de espaldas al sol.

alexander-ramsey-205869-unsplash

No olvides el resto de elementos

Las gafas de sol son un poderoso complemento de cualquier outfit, si queremos tomarnos un selfie con nuestras gafas de sol y que estas sean el centro de atención coloca el objetivo a la altura de éstas, pero no olvides que debe de existir armonía entre tu rostro, las gafas y el fondo. No olvides que el fondo es fundamental para lograr acabados de calidad y un entorno descuidado puede empobrecer nuestra foto.

pexels-photo-764876

Gafas efecto espejo

Las gafas efecto espejo son tendencia pero puede jugarnos malas pasadas en la fotografía, especialmente en los selfies, que nos hace más complicado fotografiarnos sin que la cámara se vea reflejada. Con este tipo de gafas puedes probar diferentes entornos, posturas y ángulos para que te queden fotos espectaculares si el entorno se ve reflejado. Si no, prueba a tomar la foto de perfil.

Cómo sonreír en una foto

Cómo sonreír en una foto de forma natural es uno de los grandes retos a los que se enfrentan aquellos a los que la presencia de una cámara les pone en tensión, la antigua técnica de decir “pataaataaa” no suele funcionar, aquí vemos algunos consejos para sonreír en una foto informal de forma natural

Encuentra una postura con la que sentirte cómodo

Practica en frente del espejo diferentes sonrisas y encuentra aquella que mejor te represente. No siempre se tiene que mostrar una amplia sonrisa para parecer alegre,  si prefieres sonreír de forma sutil, sin enseñar los dientes, procura que tus pómulos estén elevados y tus abiertos a la hora del disparo.

pete-bellis-189613-unsplash

Sonríe con la mirada

Es muy común aparecer con los ojos entrecerrados cuando nos toman una foto, para evitar esto puedes cerrar los ojos o guiñar cada uno de los ojos, un par de segundos antes de tomar la foto; esto permitirá lucir con una mirada más abierta y no forzada.

 

Que te hagan reír

Lo mejor para salir con una risa natural en las fotos es que te hagan reír, que sea un buen amigo quien te tome las fotos y pídele que te cuente algo, si hay buena armonía entre vosotros, la risa no tardará en llegar.

jeremy-cai-66284-unsplash

Risa efecto liffting 

Una sonrisa para cuando quieres sonreír ampliamente, es colocar la lengua en el paladar y estirar un poco los labios, como resultado tendrás una sonrisa amplia sin mostrar dientes y a la vez tensa los músculos de la cara y la barbilla. Esta es una técnica para reducir el efecto de doble papada.

Sonrisa profident

Por supuesto una buena higiene dental es esencial si quieres lucir tus dientes en las fotos, además de escoger un labial que ayude a que tus dientes se vean más blancos -efecto brillo, subtonos azulados o rojos- y humedece un poco tus dientes con la lengua antes de ser fotografiada.

Sonrisa sutil 

No fuerces tu sonrisa, procura que tus dientes se dejen entrever entre la forma natural de tus labios al estirarlos ligeramente. Procura que el objetivo de la cámara esté ligeramente sobre elevado, esto ayudará a crear un efecto de mayor sonrisa.

Evita tensiones 

Si no puedes evitar dejar de mostrar una sonrisa forzada en las fotografías, fija tu mirada en un punto lejano; ojo, no desplazada del cámara, sino unos metros por detrás de él o mirando a su oreja, de esta forma no estarás mirando directamente a la cámara y no mostrarás tensión en tu sonrisa. También puedes mirar en otra dirección, esto dará la sensación de que tu pensamiento está en otra parte.

joelvalve-572557-unsplash