Qué fotos no deberías subir en Tinder

Comenzamos hoy una sección en la que vamos a dar algunos consejos para las fotos que publicamos en redes sociales encaminadas a buscar pareja, tales como Tinder.

Aquí no vamos a entrar en “guapuras” o “feuras”, ni en aquellas fotos de personas que suben cualquier tipo de imagen tan solo porque quieren cotillear en la red, o porque son tímidos y no quieren mostrarse por completo.

Esta serie de consejos van encaminados a aquellas personas que realmente buscan encontrar el amor, o alguien especial, en las redes sociales y que no saben por qué no consiguen más matchs.

Si eres uno de ellos quizás estés cometiendo alguno de estos errores y estés ahuyentando una buena oportunidad por errores como los siguientes.

No te pongas demasiado cerca de la cámara

¿Selfies demasiado cerca? A nadie le favorece una fotografía a dos centímetros de la cara, tan solo vas a parecer distorsionado, con tus rasgos exagerados y sacas a relucir tus imperfecciones. Las selfies con el brazo bien extendido por favor.

Deja tu creatividad para una posible segunda cita 

 

Si crees que una de tus virtudes es la creatividad y disfrutas realizando fotomontajes, te sugerimos que no lo apliques y lo pongas en valor en tus fotos para Tinder. Muy posiblemente tu labor no sea del todo apreciada como te gustaría.

Procura una calidad decente

No es necesario que te manejes bien con la cámara, pero si tienes fotos de mala calidad, oscuras, a contra luz, en las que sale la mitad de tu cuerpo… sencillamente no las subas. Igual con los selfies frente al espejo, el flash debe estar apagado y la cámara colocada de forma que se pueda ver tu rostro.

El chico malo no triunfa

Si eres un chico “malote” y te gusta gustar es mejor que lo demuestres en persona y no aparentes o fuerces posturas de “chulito” en tu Tinder, se te puede ir de las manos… y lo que pretende ser una postura masculina, puede derivar en algo completamente distinto.

Anuncios