Ideas de fotos en la playa para hombres

Los momentos en la playa tomándonos fotos no los disfrutan solamente ellas, también los chicos pueden aprovechar el bello entorno para tomarse unas fotos de ensueño. Si estás falto de ideas, te sugerimos que eches un vistazo a las siguientes fotos que pueden servirte de inspiración en tus fotos en la playa.

Una pose de película

Saliendo del agua con un paso firme es una de las ideas que te proponemos. Mantén la postura erguida y espera a estar ya casi en la orilla para tomarte la foto y así evitar sorpresas -como una ola grande que pueda desestabilizarte-.

 

Presume de espalda 

Una foto de espaldas no es una idea que nos venga comúnmente a la cabeza pero aprovecha la ocasión de estar con el torso desnudo para que te tomen una fotografía desde esta perspectiva. Para resaltar la musculatura recomendamos la pose de la foto inferior, con ambos brazos apoyados detrás de la espalda; además esta postura evita encorvar la espalda, que no nos interesa.

como-posar-playa-hombre-14

 

Otra versión de la foto de espaldas es apoyado en una barandilla, con los brazos semi flexionados. Busca el mejor ángulo y la mejor hora para lograr el juego de luces y sombras que te favorezca.

 

 

Reflexivo

La playa nos trasmite tranquilidad e invita a la reflexión, aprovecha las últimas horas de luz del día y tómate unas fotos con esta temática.

Mójate

 

Ve un poco más lejos y toma parte del entorno tomándote fotos mojado. Son fotos más artísticas y que muestran un lado más alocado y arriesgado.

 

 

 

Anuncios

Qué fotos no deberías subir en Tinder

Comenzamos hoy una sección en la que vamos a dar algunos consejos para las fotos que publicamos en redes sociales encaminadas a buscar pareja, tales como Tinder.

Aquí no vamos a entrar en “guapuras” o “feuras”, ni en aquellas fotos de personas que suben cualquier tipo de imagen tan solo porque quieren cotillear en la red, o porque son tímidos y no quieren mostrarse por completo.

Esta serie de consejos van encaminados a aquellas personas que realmente buscan encontrar el amor, o alguien especial, en las redes sociales y que no saben por qué no consiguen más matchs.

Si eres uno de ellos quizás estés cometiendo alguno de estos errores y estés ahuyentando una buena oportunidad por errores como los siguientes.

No te pongas demasiado cerca de la cámara

¿Selfies demasiado cerca? A nadie le favorece una fotografía a dos centímetros de la cara, tan solo vas a parecer distorsionado, con tus rasgos exagerados y sacas a relucir tus imperfecciones. Las selfies con el brazo bien extendido por favor.

Deja tu creatividad para una posible segunda cita 

 

Si crees que una de tus virtudes es la creatividad y disfrutas realizando fotomontajes, te sugerimos que no lo apliques y lo pongas en valor en tus fotos para Tinder. Muy posiblemente tu labor no sea del todo apreciada como te gustaría.

Procura una calidad decente

No es necesario que te manejes bien con la cámara, pero si tienes fotos de mala calidad, oscuras, a contra luz, en las que sale la mitad de tu cuerpo… sencillamente no las subas. Igual con los selfies frente al espejo, el flash debe estar apagado y la cámara colocada de forma que se pueda ver tu rostro.

El chico malo no triunfa

Si eres un chico “malote” y te gusta gustar es mejor que lo demuestres en persona y no aparentes o fuerces posturas de “chulito” en tu Tinder, se te puede ir de las manos… y lo que pretende ser una postura masculina, puede derivar en algo completamente distinto.

Poses básicas de modelaje para hombres

Los consejos de hoy han sido revelados por el modelo Daniel Maritz y van destinado a todos aquellos hombres que sienten cierto interés por el modelaje, pero no acaban de verse del todo cómodos ante la cámara.

Si estás cansado de que te digan que siempre sales igual en las fotos, que no sabes posar y que dejes de poner caras extrañas; prueba estas sencillas ideas la próxima vez que te vayan a fotografiar, son pequeños trucos que marcarán la diferencia y te harán sentir más seguro de ti mismo en las fotografías.

Los tres ángulos básicos

Empieza tomándote una tanda de fotos seguidas en tres ángulos diferentes: de frente, 45 grados a tu izquierda -esto es, ligeramente girado a tu izquierda para no estar de frente a la cámara-, 45 grados a tu derecha -girándote un poco hacia tu derecha-; comprueba los resultados y quédate con aquella postura en la que te veas más favorecido, escucha también la opinión de tus amigos y decide cuál es tu mejor lado. Este será al que recurrirás siempre que se vaya a tomar una foto rápida y no tengas tiempo para experimentar.

Las tres posturas básicas

Práctica y suéltate con las fotografías estáticas de pie, estáticas sentado y caminando. Adopta cualquiera de los ángulos anteriores en estás tres diferentes posturas. Esta simple combinación es muy fácil de recordar y en vez de quedarnos pasmados ante la cámara, podemos lucir como auténticos modelos con un poco de práctica en esta técnica. Resulta muy sencillo ¿verdad? Pruébalo y te sorprenderán los resultados.

Mira a donde quieras

Como hemos visto puedes adoptar tres ángulos básicos distintos combinados con las tres posiciones básicas. Pero a su vez tu mirada puedes orientarla a cualquier punto, mirando fijamente a la cámara, al horizonte, a un punto concreto. La intención de la foto y lo que transmita será muy diferente en una u otra; además te ayuda a concentrarte en algo y no ponerte nervioso si la gente te está mirando.

No trates de imitar

Sé tú mismo, no tengas en mente la foto de tal o cual famoso que has visto en las redes sociales y quieras imitarle porque va a resultar forzado y un tanto pretencioso. No hay nada mejor que la naturalidad y experimentar con distintas opciones para sentirse cómodo y lograr buenos resultados.

La distancia del fotógrafo cuenta

Si la fotografía va a ser de cuerpo entero, dale importancia a cómo colocas tus piernas, poses naturales como caminar o apoyado sobre una pared por ejemplo, son buenos recursos. Mientras que las fotos a corta distancia, deberás esforzarte más por la expresión de tu rostro y la mirada.

Por último no te olvides de disfrutar y que la práctica es el mejor consejo para salir bien en las fotos y sobre todo no le des más importancia de la necesaria a cómo sales en las fotos.

Cómo lucir músculos en tus fotos

¿Pasas horas en el gimnasio y quieres lucir tus resultados en tu Instagram? ¿piensas que tu esfuerzo y tus horas de entrenamiento pueden servir de ejemplo para otras personas? ¿no sabes que postura adoptar para remarcar tus músculos? Hoy te mostramos algunas ideas para lucir tu cuerpo fitness en tus fotos – especial hombres.

Presta atención a las sombras

En este tipo de fotografías las sombras pueden jugar muy a tu favor si te colocas en el ángulo correcto. Prueba varias posturas y comprueba como las sombras pueden aportar dimensión y profundidad a tus músculos, por lo que se verán más definidos.

Prueba a poner filtros en blanco y negro a tus fotos, quedan resultados muy vistosos con esta técnica.

Naturalidad vs postureo

Ambas opciones son buenas para las fotos en las que queremos lucir músculos, procura que tus redes sociales muestren variedad y no se centren solo en posturas forzadas de fitness. Una foto cotidiana puede resultar igualmente atractiva.

Aprovecha el entorno

Cuando más se marcan nuestros músculos es cuando estamos trabajándolos, aprovecha y pide a algún compañero que te fotografíe mientras estás ejercitando y que se vea que detrás de un cuerpo atlético hay un gran trabajo y constancia.

Ropa adecuada

La ropa demasiado holgada no permite mostrar la dimensión de tus músculos, opta por ropa deportiva más ajustada en fotos activas y por ropa holgada en fotos de calle.

Músculos en tensión 

Pon los músculos tensos en diferentes posturas para potenciarlos visualmente, toma una actitud activa y no te muestres cansado o decaído. Aplicar aceite o agua sobre el cuerpo es una técnica popularmente conocida, que aunque queda artificial, puedes usar puntualmente para unas fotos más explosivas.

Diferentes posturas

Práctica diferentes posturas para mostrar tu cuerpo desde diferentes ángulos, que no sean son solo los brazos o los abdominales los protagonistas, las fotos de una espalda musculada pueden ser realmente artísticas.