Ideas para tus fotos Halloween

Halloween es una de las fechas señaladas en el calendario, en los últimos años, su popularidad ha aumentado y no se trata únicamente de algo que se ve en las películas o que tan solo celebran en Estados Unidos. Esta reconocida celebración está presente en los escaparates de los comercios, publicidad, redes sociales y muy probablemente también lo esté en tus fotos. Si estás falto de ideas, aquí recopilamos algunas claves que puedes anotar para tu próxima sesión de fotos de Halloween.

El libro tétrico

Muchas de las fotos de Halloween tienen un elemento común, un libro. No es necesario recurrir a mucha complejidad para dar un toque misterioso y embrujado a nuestras fotos. Un libro presentado de forma abierta o cerrado con una cubierta tétrica, es un complemento ideal para tus fotos.

Aplica filtro

Para lograr una buena calidad de imagen, la sesión de fotos deberá desarrollarse durante las horas del día, sin embargo, a la hora de la edición deberás incluir sí o sí un filtro para dar un efecto más desolador al conjunto. Los filtros fríos, aquellos que dan mayor saturación a los tonos azules, serán la mejor opción. El contraste y el brillo no deberán ser muy elevados en este tipo de fotografías.

Si no termina por convencerte el resultado, recurre al clásico blanco y negro que nunca falla.

Si has optado por incorporar un objeto en tonos anaranjados o rojizos – fuego, calabazas, sangre artificial, etc -, te recomendamos que aumentes la saturación del mismo, para crear más impacto en  tu fotografía.

Elementos de apoyo 

Los objetos pueden sernos de gran ayuda a la hora de posar para una foto, no solamente aportan un toque diferenciador a la instantánea sino que también nos ayudan a mantener las manos ocupadas cuando no sabemos qué hacer con ellas. En Halloween hay varios elementos que pueden ser incorporados a tus fotografías, como por ejemplo: calabazas, velas, muñecas, calaveras, insectos, efecto humo, sangre artificial, etc.

Perspectiva 

Prueba con diferentes ángulos y perspectivas en tus fotos. Es Halloween y un punto de locura en tu sesión de fotos será bien aceptado. ¿Qué tal una foto de espaldas? ¿O una perspectiva desde abajo?

Anuncios

Cómo parecer más alto en tus fotos

Las fotos hacen magia, incluso podemos parecer más altos tan solo con unas pocas pautas a la hora de posar. Si quieres estilizar tu figura y verte mejor en las fotos ganando unos centímetros de altura, aplica estos consejos que marcarán la diferencia.

Vigila los espacios

Si ocupamos más espacio en la foto, parecemos más altos y grandes. Mientras que si dejamos mucho margen entre nosotros y el marco de la foto, no llamaremos la atención del observador y pareceremos más pequeños.

Compara estas dos fotos y nota la gran diferencia que supone ocupar todo el encuadre o dejar espacios “vacíos”. En la primera foto, la presencia de la persona es casi irrelevante, mientras que en la segunda -incluso que el encuadre recorta ligeramente la cabeza del modelo- la sensación es de mucha mayor altura.

La referencia de fondo 

Colócate de forma que lo que se vea en la foto -detrás o a los lados-  esté por debajo de ti -de forma que parezca más bajo- y tú resaltes sobre el resto.

Fíjate como estas dos instantáneas dan la sensación de que el protagonista es más bajo de lo que pueda ser en realidad.

Lo contrario ocurre en las dos fotografías superiores en las que los modelos tienen un punto alto por encima de la referencia del fondo. No se trata de parecer más alto que un rascacielos o que una montaña, pero ilustran muy bien este concepto. Además de eso, la amplitud de su gesto, estirándose al máximo transmite plenitud, orgullo e incluso éxito.

Fotos tomadas desde abajo

Si el punto de disparo se encuentra bajo, la perspectiva que se tenga hará que tu cuerpo se vea más estilizado. En cambio las fotos que toman un punto más elevado nos hacen parecer más bajos.

En las fotos de ejemplo vemos como han sido sacadas colocando el objetivo ligeramente por debajo de la cintura en ambos casos. La primer foto, además de aportar altura, sugiere poder, dominio y seguridad. En la segunda vemos a la cantante Ariana Grande (1,53 metros) posando para el fotógrafo que sitúa de nuevo la cámara en un punto bajo.

 

Presta atención a la ropa

La ropa que lleves puede ayudar a verte más alto, no solamente en las fotos, sino también en persona. Los conjuntos monocromáticos, las rayas verticales, los pantalones de tiro alto, o los que te permiten lucir piernas, etc. son algunos outfits que ayudan a prolongar tu figura.

Aunque no sea bajita, en estas dos fotografías de Paula Echevarría (1,68 metros) podemos observar la diferencia. En la primera, con falda de tubo por debajo de la rodilla no parece tan alta como con un look total black y unos shorts que estilizan su figura.

Cuerpo entero

Las fotos de cuerpo entero son preferidas a las de medio cuerpo. Además para estilizar tu figura aún más, opta por cruzar tus piernas a la altura de tus tobillos, esto hace que se vean más delgadas y más estilizadas. Las fotos caminando también crean un efecto de largura, especialmente si damos pasos grandes.

En la primera foto vemos como la modelo tiene ocultas las piernas en el campo de flores, haciendo que parezca más baja de lo que supondría haber tomado la foto de cuerpo entero. En el segundo ejemplo, la cámara se sitúa en un punto bajo -aportando seguridad- pero las piernas se han cortado a la altura de la rodilla; si quisiéramos potenciar al máximo la altura, una foto tomada de forma que se vea toda la longitud de la pierna hubiese dado un extra de longitud a la figura y más gracias a los shorts que juegan un papel muy importante. Los pantalones altos de cintura y además cortos son una elección perfecta para las chicas bajitas ya que estilizan la figura.

Comparando estas tres fotos en la playa, la tercera foto en la que se ve a la modelo de cuerpo entero, da una sensación de mayor altura. Mientras que las otras dos fotos cortadas a la altura de las rodillas o la cadera, son ideales si nuestros objetivos son otros, pero no son la mejor opción para lucir más altas.

 

 

Los peligros de tomarse fotos con mucha luz

Una correcta iluminación es la pieza clave para una buena fotografía, sin embargo, no debemos confundir buena iluminación, con exceso de luz. Durante el verano, la luz es más directa y fuerte que durante el resto del año y aunque en un principio parezca que las buenas condiciones de luz natural nos van a resultar beneficiosas, puede acabar por arruinar nuestra instantánea.

Hoy enumeramos algunos de los motivos por los que, salvo que seas fotógrafo profesional o dispongas del equipo adecuado, los retratos con exceso de luz natural no suelen ser la mejor opción.

El momento adecuado

Es recomendable no tomar fotos de retratos cuando el sol está en su posición más alta, esto es, durante las horas centrales del día. Esto provoca sombras indeseadas, endurece los rasgos faciales, crea un efecto de tez envejecida, forma sombras debajo de los ojos, etc. Si puedes elegir, sal a tomarte fotos durante las mañanas o tardes, con luz más tenue y menos agresiva.

Las últimas horas de luz solar, justo en el momento del atardecer, dan un aire romántico y cálido a las fotos y nos incita a inmortalizar el momento; pero las sombras se extienden demasiado y son inevitables. Además corremos más riesgo de salir oscuros en la foto si no la tomamos con la atención necesaria.

 

En el lugar adecuado

No desistas de seguir tomándote fotos en días soleados, pero opta por otras alternativas y durante las horas con luz más potente, colócate en lugares con sombra lo que suavizará los contrastes lumínicos de tus fotos. También puedes jugar a crear las sombras tú mismo, por ejemplo, que sea el fotógrafo el que se sitúe de tal forma que cree una sombra sobre tu rostro.

Cerrar los ojos

El exceso de luz nos lleva a cerrar los ojos inconscientemente y será necesario tomar varias instantáneas para lograr salir con un gesto natural, no forzado por la luz directa. Cuando por fin conseguimos aparecer con los ojos abiertos, estos tenderán a estar acuosos por la irritación que produce la luz, salvo que estés tomándote una foto con gafas de sol, es mejor evitar este desagradable gesto y no posar con luz directa.

Luces y sombras

Si hay luz, hay sombras. Las ganas de tomarnos fotos con un día soleado y al aire libre se incrementan, pero no te olvides de una buena parte de la toma. Si estás tomando una foto con mucha luz solar, se van a estar generando muchas sombras al mismo tiempo. Salvo que tu objetivo sea hacer un juego de luces y sombras, va a haber una parte de la fotografía en la oscuridad, con demasiado contraste respecto a la parte iluminada. Puede que tu cuerpo esté generando una sombra indeseada en otra parte o que la mitad de tu rostro esté a oscuras.

Ideas de fotos en la playa para hombres

Los momentos en la playa tomándonos fotos no los disfrutan solamente ellas, también los chicos pueden aprovechar el bello entorno para tomarse unas fotos de ensueño. Si estás falto de ideas, te sugerimos que eches un vistazo a las siguientes fotos que pueden servirte de inspiración en tus fotos en la playa.

Una pose de película

Saliendo del agua con un paso firme es una de las ideas que te proponemos. Mantén la postura erguida y espera a estar ya casi en la orilla para tomarte la foto y así evitar sorpresas -como una ola grande que pueda desestabilizarte-.

 

Presume de espalda 

Una foto de espaldas no es una idea que nos venga comúnmente a la cabeza pero aprovecha la ocasión de estar con el torso desnudo para que te tomen una fotografía desde esta perspectiva. Para resaltar la musculatura recomendamos la pose de la foto inferior, con ambos brazos apoyados detrás de la espalda; además esta postura evita encorvar la espalda, que no nos interesa.

como-posar-playa-hombre-14

 

Otra versión de la foto de espaldas es apoyado en una barandilla, con los brazos semi flexionados. Busca el mejor ángulo y la mejor hora para lograr el juego de luces y sombras que te favorezca.

 

 

Reflexivo

La playa nos trasmite tranquilidad e invita a la reflexión, aprovecha las últimas horas de luz del día y tómate unas fotos con esta temática.

Mójate

 

Ve un poco más lejos y toma parte del entorno tomándote fotos mojado. Son fotos más artísticas y que muestran un lado más alocado y arriesgado.

 

 

 

Ariana Grande ante la cámara

Es sin duda uno de los personajes públicos más mediáticos del momento. Con 121 millones de seguidores en Instagram, la cantante y actriz Ariana Grande capta la atención de muchas miradas y es noticia a cada paso que da. Hoy analizamos cuáles son sus básicos de su estilo ante la cámara.

 

Petit Girl

Ariana Grande alcanza 1,53 metros de estatura y esto no le impide seguir siendo una grande estrella. Además sabe sacarle el máximo partido y no trata de camuflar su altura, ya que es su gran sello de imagen distintivo, que le va como un guante a su imagen de Petit Girl. Para las chicas bajitas, el punto de referencia es fundamental, para parecer más alta colocarse al lado de personas de menos altura nos hace parecer más altos.

 

Imagen aniñada

A todo icono americano se le crea una personalidad definida, en el caso de Ariana se le atribuye la imagen de niña buena -en gran parte motivado por su altura y rasgos aniñados- y dulce, con un punto picante inocente. Eso se consigue gracias a un look muy pensado para subir al escenario.

Las faldas muy cortas, las botas por encima de la rodilla y una larga cola de caballo; son sinónimo de Ariana Grande. Por un lado refuerza la imagen inocente/picante que vende y por otro suma centímetros visuales a su estatura. Las faldas cortas, los shorts o los crop tops ayudan a parecer visualmente más alta.

Por otro lado, en sus fotos más casuales, no duda en ponerse sudaderas grandes que le dan el look infantil y menudo con el que tanto se la identifica.

Su parte más sensual

Sabe cómo posar para sacar su lado más sensual. Sus puntos fuertes: las piernas y su melena. Ariana tiene unas piernas finas que extiende en su plenitud para unas fotografías más sensuales, siempre acompañado de un peinado depurado de cola altísima a la altura de la coronilla.

como-posar-ariana-grande-9

En eventos de gala

Como toda celebrity conoce las poses básicas a las que podemos recurrir en fotos express y que nos favorecen tanto. Ángulo de 45 grados, mano a la cadera y pierna ligeramente doblada.

 

Poderío y presencia

Ser una Petit Girl no está reñido con tener poderío y fuerza en un escenario. Para afianzar esta imagen tan solo es necesario colocar el objetivo de la cámara en un punto más bajo del habitual, para lograr que la figura gane presencia y fuerza.

Errores que cometemos en las fotos en la playa

Con la temporada veraniega recién estrenada, nos quedan aún cientos de fotos por tirar en la playa. Seguramente probarás varias posturas y ya hayas echado un ojo a alguna foto que te gustaría imitar. Antes de todo, te recomendamos que leas esta sección, donde destacamos algunos de los errores más comunes que cometemos en nuestras fotos posando en la playa y tomes nota para evitarlos.

Colocar las piernas en la forma adecuada

Un pequeño gesto como es colocar las piernas, supone una gran diferencia en nuestras fotos. Prueba a dejar estirada una pierna y la otra encogerla, esto da mayor forma a tu cuerpo y además queda una pose más definida; compara la diferencia en las fotos superiores.

Cuida el fondo 

Puede que estos días sea una labor complicada, tomarse una foto en la playa sin personas de fondo. Espera al momento adecuado para tomar la foto. Personas u objetos extraños estropean mucho una foto y desconcentran la atención del público.

Fotos al atardecer

La luz, como en toda foto, juega un papel crucial en las fotos y más aún en las fotos tomadas en la playa donde la luminosidad y el juego de luces y sombras puede tirar por tierra todo nuestro empeño en salir bien en una foto. Fotos demasiado oscuras, de espaldas a la luz solar o con demasiada incidencia lumínica tienen difícil remedio incluso con retoques posteriores.

Para tener donde elegir recomendamos que sean tomadas diferentes tandas de fotos durante la puesta de sol, la luz cambia mucho de un minuto a otro durante un corto espacio de tiempo y los resultados pueden ser muy diferentes.

Cuando tomes la foto, ten muy presentes las sombras que se están formando, puede que haya sobras largas que no sean de tu interés.

Juega con diferentes ángulos 

En las fotos acostada reclinada, el objetivo de la cámara debe estar cuanto más a ras de suelo mejor. Fotos tomadas desde arriba, desdibujan nuestra figura y no son tan favorecedoras.

 

Por el contrario en las fotos tumbadas de espalda, si lo que quieres es destacar tu figura, tómate una instantánea desde un punto alto.

Poses que no fallan

Para las fotos sentada, no fallan las fotos sentada sobre tus tobillos. Mientras que en una posición sentada clásica tendemos a encorvar la espalda y sacar barriga, si nos sentamos como en la fotografía derecha, la columna se alarga, hacemos unas caderas más grandes y afinamos la cintura.

 

Si además de sentarnos sobre los tobillos, colocamos las manos detrás del cuerpo y nos apoyamos sobre ellas dejamos a la vista una figura de escándalo; mientras que sentada con los brazos por delante, da un aire más tímido y no deja ver la figura.

Cómo posar en la playa

Seguramente tus vacaciones estén ya muy cerca y estés soñando con los largos días de sol tumbada en la playa o disfrutando de un baño en la piscina; pero seguro que también has estado pensando en las fotos tan chulas que te vas a hacer en bikini y que dejarán a tus seguidores en las redes sociales boquiabiertos.

Hay tres posturas básicas que no puedes dejar de probar a la hora se tomarte fotos en la playa o en la piscina: de pie con bikini, sentada, o tumbada y recostada. Para éstas últimas, que son más atrevidas y sexys presta atención a los siguientes tips para sacar unas fotos de 10.

Fotos traicioneras  

Si estamos con bikini o bañador, las posturas sentadas no son las más favorecedoras ya que nos hace más pequeñas, tendemos a sacar algo de chepa y la barriga tiende a salirse hacia afuera. En esas ocasiones sé consciente de la postura que adopta tu cuerpo y estirate al máximo, saca pecho y mete la tripa hacia adentro.

Si estás sentada en el borde de la piscina, apoya tus manos ligeramente por detrás de tu cuerpo, esto hará que te estires hacia atrás.

Emula a la sirenita

Colócate acostada de lado, apoyándote en uno de los brazos, esto genera tensión en tu brazo y abdominales, por lo que de forma natural tenderás a presionar los músculos del abdomen y lucir un vientre más plano.

Si quieres parecer más delgada, no coloques las piernas juntas, deja un espacio entre ellas para que se vean más finas

Estira el mentón y no dejes la cabeza caer, como si estuvieras tomando el sol; esto evitará las sombras indeseadas debajo del mentón que favorecen tan poco.

La cámara debe estar a la misma altura que tu cuerpo, no más arriba, porque desdibujaremos el efecto que hemos creado.

Estas fotos medio acostada, pueden tomarse tanto desde delante como desde atrás, si quieres mostrar tu versión más sexy.

Las más sexys 

En cuanto a las fotos tumbada, busca las curvas, no te dejes caer sin más. Encorva las lumbares y dobla las piernas para unas fotos de impacto.