Fotos sin sonrisa

Es posible que el título de este artículo te haya llamado la atención ¿fotos sin sonrisa? ¿cómo es posible? Hace unos años, cuando las redes sociales no estaban en auge y ni siquiera existían las cámaras digitales, era impensable tomarse una foto sin sonreír y todos hemos escuchado el clásico “di pataaata” cuando eramos pequeños. Pero hoy en día, con la facilidad de tomarse fotos, experimentamos mucho más. Hay veces que salir en una foto sin sonreír es una opción, queremos dar un aire más solemne a nuestras fotos, hay otras veces que sin embargo no sonreímos ampliamente porque no nos vemos favorecidos.

Hoy os mostramos algunos ejemplos de fotos sin sonreír que dejarán más aparcada la idea de que debemos de salir sonriendo en todas nuestras fotos.

Sonreír con la mirada 

Seguro que has escuchado más de una vez eso de “sonreír con la mirada”. Es posible, nuestra mirada trasmite mucho más que una sonrisa forzada. Esto se consigue con unos ojos abiertos, luminosos y destacados, acompañados de una pose que nos permita estar relajados y no tener los músculos faciales en tensión.

Arma seductora

En aquellas fotos en las que vamos a mostrar el lado más tierno, no procede una sonrisa enorme, más bien un templante serio en el que la mirada y la postura tomada digan todo lo demás.

El lado rebelde

Del mismo modo, en una foto de “chica rebelde” no va con una sonrisa. Manteniéndose seria e incluso con la mirada centrada lejos del objetivo o mirando por encima de la cámara, enfatiza esa idea de rebeldía.

Un paso más allá es cuando las fotos parecen haber sido tomadas de imprevisto, en las que la modelo no está mirando a la cámara y parece centrada en otro asunto.

Demasiado seria no interesa

Sin embargo, aparecer seria en una foto tiene sus riesgos, podemos aparecer demasiado bordes o distantes e incluso tristes y frágiles; lo que puede no interesarnos en absoluto.

Procura por tanto que la mirada compense la falta de sonrisa, vigila tu postura corporal y evita que sea demasiado tensa o forzada. Mantén la idea de lo que quieres trasmitir en la fotografía -sensualidad, rebeldía, incluso alegría…- y que no se te vaya de las manos eso de no sonreír para no caer en fotos apagadas, tristes y distantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s